miércoles, 26 de noviembre de 2008

Últimas lecturas...

Hace tiempo que tengo abandonado este rinconcito en el que hablo de las dos cosas que más me gustan: los libros y los animales. Pero es que últimante no sé si es que me organizo mal o que de verdad el trabajo, Tinta Digital y la casa me roban todo mi tiempo, el caso es que mi caja es la que se queda vacía...

Varios libros han pasado ya por mis manos desde la última vez, pero hay dos que no me gustaría que se perdieran en mi librería sin tener aquí su comentario: Los hombres que no amaban a las mujeres y Amanecer, no tienen nada que ver...

Con Amanecer termina la saga vampírica de Stphenie Meyer, la historia de Edward y Bella llega a su fin, o eso es lo que dice su creadora, pues el final del libro permite imaginar nuevas andanzas y deja abierta la puerta a nuevas historias, pero que esto se lleve a cabo depende de la autora y de momento no parece que esa sea su intención...

Aún así, Amanecer cumple las espectativas de los fans, mantiene el nivel de emoción de los dos primeros volúmenes y supera con creces el tercero, que te deja con un mal sabor de boca por el cariz que toman los acontecimientos.

Mientras que Meyer nos tenía acostumbrados a un libro introductorio en el que los protagonistas son los sentimientos y vivencias de la pareja para terminar con la acción que cierra cada capítulo, Amanecer te deja muy poco tiempo para la tranquilidad pues desde el principio se van desencadenando una serie de acontecimeintos que logran sorprenderte cuando ya creías que eso era imposible. Pero para los más emotivos, esto no quiere decir que no se disfrute de la especial relación entre Edward y Bella, todo lo contrario, los sentimientos están a flor de piel desde el principio entrelazándose con la constante acción de la historia.

En definitiva, un libro que no decepciona, todo lo contrario, deja más que satisfecho al lector, aunque en el fondo sientes cierta lástima por dejar de vivir esa historia de amor. Pero pordremos volver a revivirla con la película de Crepúsculo que se estrena el 5 de diciembre.


Por otro está Los hombres que no amaban a las mujeres del fallecido Stieg Larsson y cuyo segundo volumen se pone a la venta esta semana: La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina. ¿Por dónde empezar con esta novela? Tarea complicada... Lo primero es decir que con ella ha pasado algo similar que con La sombra del libro, libros que en el momento de su publicación no tuvieron demasiado éxito pero con el boca a boca se han convertido en todo un éxito de ventas y crítica.

Los hombres que no amanaban a las mujeres pertenece al género que ahora mismo está tan de moda: la novela negra. El protagonista, Mikel, es un periodista económico que acaba de ser condenado por difamación, lo que le lleva a tomar la decisión de abandonar temporalmente, hasta que las aguas se calmen la revista que dirige junto a su amante Erika... Sin embargo, un viejo gran empresario se cruza en su camino y le contrata para que investigue la desaparición de su sobrina hace más de 30 años y escriba sus memorias, a cambio, las pruebas que necesita para demostrar que no es un difamador. Pero no todo es lo que parece y la investigación acerca al periodista a un misterio que parece ir más alla de la desaparición de la sobrina. Mikel no puede avanzar solo, necesita a un experto en investigaciones y así es como contacta con Lisbeth, una inadaptada social que lo que mejor sabe hacer es investigar y entre los dos resuelven el misterio.

Todo esto aderezado con buenas dosis de sexo y violencia. Es un libro que no te deja indiferente pero que no es apto para persona hipersensibles, pues contiene elementos que llegan a sobrecoger al lector.

Los hombre que nos amaban a las mujeres es un libro bien trazado, con algún que otro altibajo, pero que consigue enganchar al lector y llevarlo hasta el final. También llaman la atención los personajes, no son el típico investigador y su ayundante: Mikel es un periodista liberal que se jacta de no venderse a nadie y de investigar lo que no está claro en temas económicos, mientras que Lisbeth es una joven con muchos problemas, que no ha tenido suerte en la vida y se considera, y es considerada, como un bicho raro, sin embargo el lector se da cuenta de que es una joven superdotada pero que nadie ha sabido captar su potencial y la han llevado por el lado contrario.

Un libro completo: misterio, violencia, sexo, amor, asesinatos, investigación... Y la segunda entrega también promete.









Digg Digg Del.icio.us


AddThis Social Bookmark Button



2 comentarios:

Borja Ventura dijo...

Yo te leo igual, así que no te preocupes.

Un beso.

claudio dijo...

Felices fiestas y un próspero año nuevo.

Los invito a visitar mi blog en el podrán encontrar mis últimos trabajos en arte la dirección es la siguiente:

www.claudiotomassini.blogspot.com


Los saluda atentamente Claudio Tomassini