lunes, 17 de marzo de 2008

Gafas de sol para días de lluvia

"Al sol hay que mirarlo de frente niña". Éstas son las palabras que le dice Lina a su nueva amiga Carol. Todo optimismo y positividad.

Llevaba un tiempo con varios libros a medias, ninguno conseguía llenarme, llamar mi atención, cuando decidí coger Gafas de sol para días de lluvia. Este libro era justo lo que necesitaba en este momento, una novela ligera y amena, un viaje rápido por sus 223 páginas.

Lina y Carol son las protagonistas de esta historia. Dos personajes totalmente opuestos. Carol, una niña rica que tiene todo lo material que se puede desear, pero ella se ahoga en esa riqueza, en lo que le falta, libertad y amor, una joven pesimista, incapaz de plantarle cara a la vida. Por su parte, Lina es todo optimismo, una peruana soñadora que trabaja en el servicio de limpieza del Ritz en Madrid, hotel en el que "vive" Carol. Ella tiene enormes problemas económicos pero los afronta con una sonrisa, soñando con lo que podría ser y será...


La trama no es nada novedosa, no es un libro que pasará a la historia como uno de los "grandes", pero cumple a la perfección su papel, entretener. Mamen Sánchez relata la historia de forma poética, con cada línea que lees sientes la calma del mar arrastrándote de una página a otra de forma tranquila, pausada...


Una novela ideal para desconectar de las preocupaciones y el estrés del día a día.



1 comentario:

Shakadal dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.